NOTICIAS SEIT

Un tercio de las muertes de niños y adolescentes en Europa son atribuibles a factores medioambientales.

No hay comentarios

Un informe de la OMS cita las lesiones, la contaminación, la insalubridad del agua y otros factores entre las principales causas de muerte de los menores europeos.

Un informe publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) alerta de que los peligros ambientales, entre los que cita la contaminación, el agua no salubre, la falta de saneamiento adecuado, el exceso de plomo en sangre y las lesiones, son responsables de una tercera parte de todas las muertes que se producen en Europa entre los niños y los adolescentes. 

Por ejemplo, el documento cita que la polución provocada por quemar carbón y madera a puertas cerradas en lugares sin ventilación suficiente es la principal causa de muerte entre los niños de las repúblicas de Asia y Turquía. En los países de la Europa del Este, la causa principal es la insalubridad de las aguas y el inadecuado saneamiento. En el resto de la región europea, las lesiones, principalmente como consecuencia de accidentes de tráfico, constituyen la primera causa de muerte entre los niños y adolescentes. 

En palabras del Dr. Giorgio Tamburlini, uno de los autores del informe, un tercio de todas las muertes en este grupo de edad puede atribuirse a factores ambientales. 

La OMS señala que 100.000 muertes y 6 millones de años de vida saludable se pierden cada año entre los niños y adolescentes hasta los 19 años de edad en los 52 países que conforman Europa occidental y oriental y la antigua Unión Soviética. 

El informe será debatido por autoridades europeas en Budapest esta semana, en el marco de la IV Conferencia Ministerial sobre Medio Ambiente y Salud. 

El documento cita que los niños son más vulnerables a los riesgo ambientales, aunque los patrones y causas de mortalidad son distintos según los países. 

Las lesiones por accidentes de tráfico, caídas, intoxicaciones o violencia causaron la muerte de más de 75.000 niños de la región europea en el año 2001. Unos 23.000 niños hasta 4 años de edad fallecieron por neumonía u otras enfermedades respiratorias provocadas por la contaminación del aire. La insalubridad del agua y la falta de medidas higiénicas mataron a más de 13.000 niños hasta los 14 años de edad. 

La OMS considera crucial el informe para establecer acciones prioritarias en cada país con objeto de reducir esta mortalidad.

Tags:

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

II CONGRESSO BRASILEIRO DE TANATOLOGIA E BIOÉTICA
Congreso Internacional 10 años de Tanatología.
Menú