Reflexiones

Ser-con

No hay comentarios

NOVIEMBRE 2005

Ser-con.
Víctor M. Pérez Varela, S. J.

Cuando el amor no es sólo estar al lado del otro, sino “ser-con”, vivir en comunión, así como las separaciones temporales no rompen el amor ni la fidelidad, tampoco la muerte. El amor y la amistad los crea la libertad, pero no por eso son ilusorios e irreales. Hay amigos cuya “presencia” es más palpable en su ausencia.

Así, el amor verdadero puede acrisolarse con la muerte. Para los que viven el auténtico amor a Dios y a los prójimos en entrega generosa, ésta constituye una verdadera prueba de la inmortalidad.

Para ellos se convierte en una evidencia que “el amor es más fuerte que la muerte”.

Nada posees que no te haya sido dado. El que todo te lo dio bien puede quitarte algo. Eres pues, no sólo insensato, sino ingrato e injusto al pretender oponerle resistencia.

Epicteto

Intenta imaginar a tu ser amado, sólo por un momento, ya no más enfermo, ya no más desgastado y cansado, sino ligado a la mismísima energía de Dios. Aquí en la tierra, a tu amado confiaste tu amor. ¿Ahora podrías confiar a tu amado al amor de Dios?.

Eugenia Price

Lo que muere de nuestros muertos es aquello que de ellos nos separaba, subsistiendo aquello que nos unía en una misma esencia.

Amado Nervo

Vivir, sufrir, morir: tres cosas que no se enseñan en nuestras universidades y sin embargo encierran toda la sabiduría necesaria del hombre.

Anónimo

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Carta a la esposa que se queda.
Del Dolor
También te puede interesar
Menú