Historias de Vida

¿Dónde están los amigos? (Anónimo)

No hay comentarios

Soy una persona de 40 años durante todo mi vida lleve una vida muy cómoda desde que vivía con mis padres, claro con los por menores de un matrimonio trabajador para sacar adelante a sus cinco hijos, mi madre fue una mujer muy valiente que con su poco leer y escribir trabajo y se jubilo de un digno trabajo, mi padre era solo eso mi padre , en casa como todas las familias.

Después que llegue a la edad de 24 años, cuando me titulaba como profesionista, me case de igual manera fui feliz, tuve tres hijos, pero ya no a mi madre, ella había partido al lado del Señor!

Ahora después de un tiempo estudie Maestría en Ciencias de la Administración con especialidad en relaciones Industriales, tengo un buen trabajo, dentro de unos años esperare la jubilación.

Bien la historia que les quiero contar es la mía misma que me ha pasado y me afecto desde hace un tiempo en donde me preguntaba?…… Donde están los amigos………..Conocí mucha gente que solo por conveniencia se creyeron mis amigos, estuve mucho tiempo en un lugar envidiable para las mujeres y para las hombres solo necesario……….Todos aquellos que eran los que creí mis amigos eran solo una bola de personas interesadas, malos de sentimientos, malos de corazón, yo sin ver a quien ayude a cada uno en lo que en su momento estuvo a mi alcance, y sin esperar nada a cambio lo digo con el corazón.

Serví de escalón para muchos, me criticaron, me humillaron, murmuraron, dijeron , hablaron y mil cosas mas, durante algún tiempo me sentí tan mal, no alcanzaba mi cabeza a comprender por que esa actitud hacia mi, porque esa maldad y lloraba día tras día, tratando de encontrar respuestas. pasaron algunos 2 meses o tal vez 4 y gracias a Dios tuve una mano para contar a mis amigos que me habían quedado, fueron suficientes no necesitaba mas, al pasar el tiempo seguí con mis oraciones y fui escuchando las misas, la palabra de Dios y fui comprendiendo que nada es muy importante que ESTAR TAN CERCA DE QUIEN SI TE QUIERE SIN ESPERAR NADA A CAMBIO, perdone a mis enemigos aun sin considerarlos así, a los que no me quisieran, a los que no les caí bien, aquellos que no me soportaran, a todos ellos los PERDONE SINCERAMENTE, por que lo que busca era estar bien conmigo misma, tener paz, tener tranquilidad, ser yo misma, ser una persona a que cualquier persona pueda saludar, eso es lo que realmente buscaba , no a mis amigos que nunca existieron.

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Una oportunidad más (Leticia Téllez Mara)
Esperénme (María Jesús Arana Valverde)
También te puede interesar
Menú