Historias de Vida

¿Acaso La Vida Se Ha Ensañado Conmigo?

No hay comentarios

Solo hace apenas 2 meses y 23 días que se fue mi mejor amigo, y para mi ha pasado toda una eternidad, la verdad no entiendo porque la vida se a ensañado conmigo, ya que a mis 6 años perdí otra gran amiga Andrea, que murió a sus 6 años de edad atropellada por un alcohólico, solo tenia 6 años, aun tenia mucha vida por delante, aun tenia un gran futuro, quería ser una veterinaria y estoy mas que seguro que lo hubiera logrado pero en fin así se perdió 1 de mis 4 mejores amigos; solo 2 años después me despedía de otro gran amigo José Ángel que murió de leucemia, lo vi agonizar en una camilla de hospital, me sentí terrible al ver como se despedía de la vida misma, el sufrimiento y el recuerdo de Andrea se hacia presente en la mente de todos, y veía en los ojos de mis demás compañeros el dolor de perder otro amigo mas, así perdimos a José; solo quedábamos 2 Miguel y yo, muchas historias y vivencias pasaron, cada año recordábamos a nuestros amigos, en ocasiones soñaba con ellos jugábamos en un jardín en el cual reíamos y jugábamos, hasta que una extraña voz les hablaba y ellos se despedían de nosotros.

Así pasaron los años, pero la amistad que quedaba entre Miguel y yo jamás se debilito, sino que al contrario, cada año según fuese la fecha nos reuníamos y recordábamos todos esos años, fuimos un equipo, todo era como una gran aventura.

Hace 3 años Miguel decidió que quería estudiar en el mismo colegio que yo, y así fue, se hicieron los arreglos para que el viviera en la casa, su mama es amiga de mi mama, pero Miguel vivía en Reynosa, así que tenia que mudarse a mi casa, puedo asegurar que esos 3 años fueron muy emocionantes, fuimos un dolor de cabeza para las maestras de el colegio, éramos como sombras el uno del otro, juntos aprendimos las lecciones que la vida nos daba, a veces eran buenas, a veces malas, pero en fin siempre juntos, lo quiero como a un hermano y el lo savia, y así pasaron 3 años, hasta que Miguel tomo la decisión de irse a estudiar nuevamente a Reynosa, se suponía que en esta ocasión yo viajaría, pero tuve un problema con mis documentos así que no podía inscribirme hasta tenerlos correctamente, en fin no pude irme, así que
me quede, según los planes en el siguiente año me iría en fin.

Pero en navidad recibí una llamada desde Reynosa, era Miguel diciéndome que vendría, esa fue una de las noticias que mas me emociono, ya que tenia 5 meses de no verlo, para mi ya era mucho tiempo; era un 19 de diciembre alrededor de las 3 de la mañana escuche que alguien tocaba la puerta de mi cuarto, era el esa noche no volví a dormir de emoción, vimos la televisión, jugamos, platicamos durante todo el día, en fin esas vacaciones parecían ser excelentes, fue noche buena y los dos nos organizamos para recordar a Andrea y a José, fue una noche muy divertida, así pasamos las vacaciones bueno al
menos antes de terminar diciembre, era el 31 de diciembre, eran las 9 de la noche y el llego a casa para invitarme a el rancho, donde pasaría la celebración de año nuevo, yo desafortunadamente no pude ir, ya que mi mama ya había hecho planes para ese día, así que quedamos que nos veríamos el 1° de enero, esa noche después del abrazo de año nuevo recibí una llamada de Miguel, donde me decía que esperaba y este año fuera mejor, que me deseaba lo mejor, que siguiera mis sueños, y me dijo voy a ir a Reynosa pero regreso mañana, para ir a saludar a los compañeros del colegio, yo le dije que
estaba bien, que lo esperaba. Eran las 3:16, cuando sonó el teléfono, mi mama contesto, ese timbre del teléfono me resonó diferente, yo me quede mirando a mi mama que había contestado, de pronto sus ojos se llenaron de lagrimas en ese momento yo pensaba en Andrea y José, entonces caí en la cuenta de lo que podía estar pasando, le arrebate el teléfono a mi mama solo para que se me confirmara mi sospecha, acababa de perder a el 3° de mis mejores amigos, entonces mi mente se bloqueo y no podía creer lo que había escuchado, no podía creer que mis amigos no estaban ya, ya no reirían con
migo, ya no me aconsejarían. Fue una de las pocas veces en las que realmente me sentí mal.

Así fue la historia de mis amigos, realmente no entiendo el porque ellos, solo ellos, acaso hay algo que me mantiene aquí?, no lo sé, y creo que no deseo saberlo.

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Algo Más Sobre Mi Experiencia Límite (Pilar García-Lombardero)
Hoy Hace Un Mes (Carina Burman)
Menú